Martes, 12 Marzo 2013 19:21

La Mandarina el fruto de la riqueza

La Mandarina, es un autentico símbolo de buena fortuna y prosperidad, llevando consigo la energía del buen Feng Shui. Regalar esta planta es dar prosperidad a la persona que la recibe, considerada una fruta muy auspiciosa para los chinos, la cual forma parte especial en su hogares, como buen augurio de crecimiento de la abundancia.

La mandarina proviene de las zonas tropicales de Asia, se cree que su nombre se debe al color de los trajes que utilizaban los Mandarines, los prósperos emperadores de la antigua China, es por ello de la creencia de su fuerza magnética para la riqueza. Se puede afirmar que es una fruta originaria de China e Indochina. Su cultivo se introdujo en Europa en el siglo XIX.

Sirven para atraer la suerte en el trabajo y el hogar y con eso aumentar los ingresos.

Colocando un Árbol de Mandarina en la sala activa el éxito, la armonía y las buenas oportunidades para la familia. Es conveniente colgarle monedas chinas, de tres en tres, atadas con cinta roja en sus ramas.

Sí desea usar una cura en Feng Shui es efectiva sí se coloca donde se encuentre la estrella 8 en el año en curso o en el Sector de las Finanzas de la vivienda o habitaciones.

Usar no sólo imágenes sino también esencias y sales para ambientar y purificar podemos activar con mayor fuerza la prosperidad y la buena fortuna en nuestra vida, a través de este extraordinario fruto.